El Yoga

Es una forma de ejercicio psicofísico que proporciona innumerables efectos benéficos para el organismo en su totalidad. Beneficia notablemente la columna vertebral, los sistemas respiratorio y circulatorio, logra incrementar la flexibilidad corporal y la fuerza muscular, y sobre todo, administrar el stress. Según la definición realizada por el Maestro De Rose, sistematizador del yoga antiguo o Swasthya Yoga. Yoga es cualquier metodología estrictamente práctica que conduzca al samadhi, un estado de Hiperconciencia o hiperlucidez

Efectos y Beneficios

Tras un breve tiempo de práctica, el alumno comienza a percibir los efectos entre los que se destacan:

- descanso nocturno mas reparador;
- disminución de síntomas como jaqueca, asma y tensiones musculares;
- sensación general de bienestar y lucidez;
- disminución de la ansiedad y la inquietud, que proporciona una gran ayuda a quienes tienen problemas de peso;
- desaparición gradual de los malos hábitos posturales al fortalecer la musculatura superficial y profunda de la columna vertebral;

El yoga proporciona también valiosas herramientas que ayudan a administrar el estrés y a sobrellevar las exigencias de la vida moderna.

Técnica

Entre las técnicas que el Yoga utiliza, se cuentan los ejercicios físicos para dar tonicidad, fuerza y energía a todo el cuerpo, la respiración completa para adquirir mayor capacidad pulmonar y el aprendizajes de técnicas de descentración, para acceder a estados de relajación y descanso.

El Yoga en la vida diaria

Mas allá de los beneficios, el Yoga es bello, placentero, dinámico, energizante, genera buena disposición y bienestar. Es por ello que quien conoce el Yoga, lo incorpora a su vida como un placer, un hallazgo enriquecedor y apasionante.

Cualquier practicante puede decirlo: el yoga se disfruta, no es una obligación. Artistas, empresarios, deportistas e intelectuales han incorporado el Yoga en sus vidas, buscando mantener su cuerpo en óptimas condiciones al tiempo que disfrutan de las enseñanzas de una disciplina milenaria.

 

En nuestras dos sedes nuestros alumnos pueden disfrutar de las prácticas de los siguientes métodos:

SWASTHYA YOGA

El  Swasthya Yoga es un estilo de yoga basado en técnicas milenarias que aportan las herramientas necesarias para lograr el estado de autoconocimiento.

Durante la práctica utilizamos posiciones físicas trabajando la flexibilidad, la tonificación, el equilibrio, la fuerza y la elongación, con respiraciones específicas, visualización, y mentalización, aumentando el estado de concentración pudiendo profundizar desde lo más denso hacia lo más sutil.

Cada posición física tiene su tiempo de permanencia que hace a esta práctica  potenciar lo mejor de cada uno de nosotros.

La intensidad de la práctica es individual. El instructor o la instructora, lo motivara e incentivara a través de estas técnicas, a encontrar ese estado de autoconocimiento.

La práctica  regular  le permitirá vivenciar en corto tiempo, los beneficios propios del Swasthya Yoga, es decir, autosuficiencia, salud, bienestar, confort y satisfacción, obteniendo de ese modo una mejor calidad de vida.

HATHA YOGA

La práctica tradicional de Hatha Yoga es holística por naturaleza;  es decir, abarca no sólo los aspectos físicos de la práctica yóguica (como posturas y gestos con las manos), sino también de la respiración y de la meditación.

En la práctica occidental moderna, sin embargo, el Hatha Yoga se enseña como una práctica física y típicamente se utiliza un acercamiento básico a la enseñanza de las posturas de yoga y los ejercicios de respiración.

¿Quién puede hacer Hatha Yoga?

El Hatha Yoga puede ser practicado por cualquier persona, independientemente de su edad, religión,  sexo o condición física.

Cualquier persona puede hacer Hatha Yoga porque su práctica se dirige hacia la relajación y reducción del estrés. No tiene que preocuparte por no ser lo suficientemente flexible o si serás capaz de mantenerse el ritmo de la clase.

Las clases de Hatha Yoga cubren los fundamentos de esta antigua tradición India; así que aprenderás a respirar correctamente y a centrar tu atención en despejar el desorden mental mientras haces varias posturas de Hatha Yoga.

Beneficios del Hatha Yoga

Las clases de Hatha Yoga que se enseñan en los centros de yoga actualmente pretenden enseñar a los estudiantes cómo las posturas básicas del yoga pueden ayudar en la reducción y gestión del estrés – al mismo tiempo que se aprovechan los beneficios físicos de la tradición del yoga.

Hay una gran cantidad de beneficios por hacer Hatha Yoga; tienes flexibilidad, fuerza muscular y tonificación, liberas estrés, mejorar tu postura corporal… la lista sigue y sigue.

Pero uno de los beneficios más importantes de este estilo de yoga es que puede hacerse por cualquier persona y hace un gran trabajo en introducir a los principiantes al maravilloso mundo del Yoga.

 

ASHTANGA VINYASA YOGA

Ashtanga Vinyasa Yoga es una práctica dinámica basada en una serie de posturas (asanas) que combina movimientos, respiración y atención. Mediante el calor que se genera las toxinas son eliminadas de nuestro cuerpo y las tensiones mentales habituales desaparecen. La práctica continua desarrolla un cuerpo sano, fuerte y flexible, una mente clara y paz interior.

El poder de la respiración es la clave de este sistema de yoga. Es energizante, calmante y meditativa. Su sonido, volumen y ritmo son muy poderosos (respiración ujjayi). El Ashtanga Vinyasa Yoga se puede practicar con cualquier edad y condición física. Es una práctica que se adapta individualmente a las capacidades y necesidades de cada uno.

Estilo Mysore es el método tradicional para aprender Ashtanga Vinyasa Yoga tal y como se enseña en el Shri K Pattabhi Jois Ashtanga Institute en la ciudad de Mysore,  al sur de la India. En estas clases cada estudiante sigue su rutina en función de sus capacidades y aprende la serie con paciencia y constancia, postura a postura, siempre bajo la supervisión y guía del profesor, el cual hace ajustes físicos y decide cuándo el alumno está preparado para aprender la siguiente postura o asana. Este método se divido en 6 series, siendo la primera “Yoga Chikitsa”, la segunda “Nadhi Shodana” y las últimas cuatro “Sthira Bhaga”.

 

YOGA INTEGRAL

Yoga integral nació en la India, desde una concepción más filosófica por Aurobindo y fue transmitido en Sudamérica por Kapila, Maytreyananda  entre otros. Es una disciplina que surge combinado tanto el yoga clásico como el tradicional y se nutre de los diferentes estilos adaptándose a la vida de occidente, incursionando en el Hata Yoga, Raya (Ashtanga), Tantra Yoga, combinándose con los Yoga más filosóficos como el del conocimiento, y la acción.

El Yoga Integral es un estilo libre y depende mucho de la vivencia personal de cada profesor, las clases son muy variadas y la personalización le permite a los alumnos abordar las posturas ajustadas a cada uno según el caso, se enseñan los diferentes tipos de respiración según los objetivos de la práctica, y se incorporan técnicas de relajación y meditación. Se trabaja mucho con el equilibrio y la flexibilidad.

El Yoga Integral es ideal para aquello que quieren probar una clase de yoga, que les permita experimentar sus límites, respetando su cuerpo, aprendiendo a respirar, relajarse y disfrutar de la introspección adquirida en cada una de las posturas (asanas) durante las prácticas de manera fluida y natural.

 

FLOW YOGA

El Flow o Vinyasa Yoga propone una práctica creativa y variada que incorpora elementos del Ashtanga Vinyasa (el estilo de yoga más físico e intenso), y yoga integral (incluye variantes en las posturas) y trabaja con secuencias divertidas de asanas  (posturas) desafiantes, vigorosas y potentes que desarrollan la fuerza, elasticidad y equilibrio, estimulando el sistema nervioso central y linfático, aportando numerosos beneficios para el cuerpo y la mente.

Perfecto para practicantes de yoga del nivel intermedio que aún no se han animado con una disciplina de yoga dinámico que combina estilos tradicionales y modernos enfatizando la sincronización de la respiración mientras se trabaja la fuerza y la coordinación a través del movimiento, fluyendo de postura a postura. La respiración es clave para alcanzar el estado meditativo en cada postura.

Durante la práctica uno experimenta la sensación de fluir, tanto física y mentalmente, con el movimiento, obteniendo un cuerpo más fuerte y elástico, aumentando el nivel de energía, fortaleciendo y alineando toda la columna vertebral, calmando la mente y estabilizando las emociones.

 

POWER YOGA

Power Yoga surge en Estados Unidos y toma como raíces los estilos tradicionales del yoga de la India y modernos como Ashtanga Vinyasa, Iyengar y Hatha; los pioneros en desarrollar estos estilos son Bryan Kest y Baron Baptiste donde a sus clases se les atribuye como “el yoga de la energía”.

Power Yoga es una práctica físicamente fuerte y desafiante, y está pensado para complementar la preparación de los atletas y los practicantes de yoga nivel intermedio / avanzado. Está diseñado para enseñarnos a transformar nuestros cuerpos y mentes, desde un enfoque meditativo combinando fuerza, resistencia y concentración en cada postura adoptada, conectándonos con nuestra respiración de manera consciente, desintoxicándonos y mejorando nuestra salud y vigor en general.

Power Yoga es un yoga transformativo y no un yoga deportivo; practicándolo uno transforma su estilo de vida en todos los niveles. Las clases no solo trabajan el aspecto físico fortaleciéndolo sino que también abordan los aspectos socio-sicológicos, enseñándonos a superar los obstáculos, a medida que avanzamos en las prácticas encontrando nuestro propio equilibrio interno, entre la mente, y nuestro cuerpo.

La posturas de Power Yoga están basadas en secuencia dinámicas que se van trabajando sobre las características del grupo y se adaptan variantes para los practicantes iniciales, haciéndolas más moderadas.

 

YOGA RESTAURATIVO

Yoga Restaurativo es una modalidad no tradicional enfocada principalmente en potenciar nuestras capacidades naturales de regular desbalances energéticos en cuerpo y mente para mejorar la salud. Mediante la práctica de asanas tradicionales o modificados se busca también mejorar la postura con especial atención en la columna vertebral principal conexión entré mente y cuerpo.

 

STRÅLA YOGA

Strala es una palabra sueca que significa “irradiar luz“.

Strala Yoga es moverse con facilidad, logrando ‘cosas difíciles’ de forma sencilla.

Strala Yoga es una meditación en movimiento que crea una extraordinaria conexión mente-cuerpo.

 

Strala te lleva hacia un estado de fluidez. Desde allí, usando movimientos calmos y conectados, se recorren todo tipo de desafíos. Se logran niveles admirables de fuerza y movilidad. Nos movemos en lo familiar y lo extraño sin esfuerzo, haciendo mucho sin cansancio, sintiéndonos muy bien.

Strala esta diseñado para activar la respuesta de relax del cuerpo: una serie de reacciones químicas responsables de la salud, la curación y el bienestar.

Cuando la atención se enfoca estrecha y forzadamente para lograr metas, saltando y empujando nuestro cuerpo, nos inundamos en estrés. Si nos seguimos esforzando de ese modo, es probable que ganemos peso, dañemos nuestro cuerpo y suframos de todo lo malo que trae el estrés.

 

Cuando, en contraste, nos movemos con facilidad, nuestro cuerpo activa su respuesta de relax. Podemos activar nuestra respuesta de relax al movernos despacio y al explorar donde estamos en vez de forzarnos por estar en algún otro lado.

Nos volvemos felices, creativos e intuitivos.

 

MEDITACIÓN

Hoy, más que nunca, el ser humano está abocado a encontrar paz y armonía.

Existen tres tipos de personas:

• Quienes consideran que la culpa de todo la tienen los demás.
• Quienes entienden que algo tienen que ver con lo que les ocurre (pero tampoco hacen nada)
• Quienes han comenzado a DARSE CUENTA de que lo que los rodea es un espejo en el cual se reflejan.

Entonces si hay oscuridad no luchan contra ella, sino encienden su luz interior, si desarrollan la virtud, el error se disipa.

“Meditación” tiene distinto significado en Oriente que en Occidente , Reflexionamos, contemplamos o pensamos sobre algo y decimos que estamos meditando. En sanscrito- la lengua sagrada de Oriente “DHYANA” es una parte de la ciencia del Yoga, que entiende que la felicidad de la vida consiste en adquirir ecuanimidad interior y equilibrio sensorial.
Existen infinidad de técnicas de concentración (DHARANA en sanscrito) pero la meditación no puede enseñarse, como no puede enseñarse a dormir; el sueño sobreviene y lo mismo ocurre con la meditación que se produce por sí misma.
Serenar la mente y entrar en el silencio requiere una práctica diaria. Si se crea un ambiente y actitud adecuados, muchos de los obstáculos que se interponen en la meditación desaparecen.

Es muy importante la práctica de algún tipo de yoga físico para poder lograr la inmovilidad absoluta durante los minutos que dure la práctica de meditación.

Algunas observaciones útiles son:

1) Ten regularidad en la práctica.
2) Practica si es posible antes de la salida del sol.
3) Elije un lugar y úsalo solo para meditar.
4) Siéntate con columna, cuello y cabeza alineados y orientado hacia el norte o hacia el este.
5) Relaja el cuerpo desde los pies a la cabeza, nombrando cada parte del cuerpo y usando cada exhalación.
6) Percibe todo lo perceptible con los cinco sentidos, tanto los estímulos externos como los internos, sin nombrar ni analizar, ni comparar.
7) Luego quédate solo con la percepción de la respiración, la sensación táctil del aire rozando las fosas nasales (si no tienes ninguna oración o mantra . Te sugiero repetir mentalmente “SO” al inhalar “HAM” al exhalar).

La paz no es inherente a la naturaleza humana .El instinto de supervivencia predomina y nos hace olvidar que sobrevivimos mejor cuando cooperamos con los demás, de lo contrario sobreviene el rechazo mutuo, el egoísmo nos invade, lo que genera una perdida de paz.

Al estado de meditación profunda en nuestra identidad- si es posible con una presencia sagrada en nuestro interior- debemos agregar el deber ejecutado correctamente , una relación bien profundizada a través de la compresión y el amor , una meta espiritual como altruísmo y la honestidad , el liberarnos del deseo de venganza a través del perdón. Entonces la paz alcanzada en la meditación se siente con mayor profundidad y con efecto más duradero.

 

————————–

YOGA CORPORATIVO

La práctica de Yoga en las empresas es ampliamente recomendada para compensar las actividades sedentarias, permitiendo recuperar una buena postura, a través de la flexibilidad y elongación natural de nuestro cuerpo, al tiempo que prevenimos y sanamos tensiones y contracturas. Realizando los ejercicios de concentración y respiración profunda podemos aprender a manejar el estrés generado inevitablemente, en el transcurso de nuestra jornada laboral. Es por ello, que la propuesta de Pulso Yoga consiste en la práctica de esta disciplina milenaria adecuando la actividad a los tiempos y exigencias de la labor diaria en cada puesto de trabajo, y adaptándola a todas las edades y condiciones físicas.

La rutina de yoga consistirá, entonces, en la ejercitación de: la elongación y flexibilidad como así también, la respiración y concentración; adoptando posturas simples, sentados en la silla o en el suelo, sin necesidad de vestir indumentaria deportiva, ni de contar con espacios demasiados amplios. La práctica sistemática le permitirá a cada integrante de vuestra empresa, mejorar su productividad y rendimiento, renovando su energía y descargando tensiones, fortaleciendo su autocontrol y confianza en sí mismo, pudiendo de esta manera enfrentar con mayor eficiencia y eficacia, las difíciles situaciones con las que se ven enfrentados día a día. Todo esto se verá reflejado a su vez en un mejor clima laboral y redundará positivamente en el servicio que brinda su empresa. Cada día es una oportunidad para cambiar, compartir y disfrutar de un nuevo estilo de vida!